Fecha 8 marzo, 2012 · Categoría Artículos

vasoHace algunos años se transmitió por TV un comercial de un reconocido periódico en México donde el protagonista mostraba a cámara un vaso de cristal, mismo que llenaba a la mitad con agua, mientras se dirigía al televidente y decía: “Este vaso ¿está medio lleno o medio vacío? Depende. Cuestión de enfoques. Así es la noticia”. Ese mensaje me dejó pensando muchos años .

De pronto, después de mucho reflexionar, encontré sentido al ejemplo del vaso y concluí: “El vaso nunca está vacío, ya que siempre estará lleno de algo –de agua o de aire, pero de algo siempre–”. Piénselo. El vacío no existe.

Algunos multiniveles promueven el desarrollo de ciertas habilidades humanas, comerciales y empresariales, a través de la lectura de ciertas publicaciones o de la asistencia a conferencias. Ante esto, las personas desinformadas concluyen: “Eso te lava el coco”.

Volvamos a la cuestión del enfoque: o te lavas tu el “coco” o alguien más te lo lavará (la televisión, tu compadre, tu vecino o tu familia), pero siempre tu mente estará ocupada de pensamientos, de posibilidades o imposibilidades. ¿Cuál considera podría ser más conveniente para un negocio de nuestra naturaleza?

A quien me dice que NO ES CONSTANTE a la hora de desarrollar su negocio de Multinivel, yo le digo: “siempre que eres inconsistente en algo, eres consistente en otra cosa, aunque con ello te conviertas en una persona consistentemente inconsistente”. Espero que se entienda el juego de palabras. Puede que no sea consistente en exponer a otros la oportunidad de negocios, pero sí lo esté siendo a la hora de ver la televisión a una misma hora, por poner un ejemplo. Es algo así como quien no hace ejercicio, a pesar de estar inscrito en un gimnasio: es inconsistente a la hora de asistir, pero consistente en sus excusas.

Si alguien inicia su negocio y vende su producto un día pero otro no; si un día invita a una persona a que se una a su red, pero cinco días no lo hace, entonces está siendo consistente en otra cosa.

Por ejemplo: recuerdo que, cuando estaba en la primaria, para no hacer la tarea de matemáticas, provocaba que mi madre me asignara labores del hogar, tales como: barrer el patio, sacar la basura o arreglar mi cuarto. Estas eran actividades que regularmente evitaba, pero, con tal de no lidiar con las matemáticas, era capaz de hacer todo eso y no resolver lo que me correspondía. Era inconsistente en unas cosas pero super-consistente en otras, aunque éstas no fueran prioritarias.

La intención de esta reflexión es tomar su mente por sorpresa y juntos descubrir su plan para evitar lo que sabe que hay que hacer y así, de una vez por todas, podamos tener resultados en nuestros negocios. Quisiera que juntos elevemos nuestro nivel de conciencia y nos demos cuenta de la trampa que nos auto-imponemos  (como yo lo hacía de niño). Hay que mantenernos en la búsqueda por hacer cosas de manera consistente; aquellas que tienen el poder de cambiar nuestro futuro para bien.

Una ex-afiliada de mi red me comentó en una ocasión que ella no servía para el Multinivel porque no era consistente. Sin embargo, nunca faltaba a su trabajo, independientemente de cómo se sintiera físicamente o emocionalmente.

Comprendamos, pues, esta realidad: sólo practicando la consistencia en nuestros actos productivos (aunque no lo hagamos a la perfección) nuestros negocios crecerán.  La consistencia es la UNICA forma de conseguir sus sueños. Asegúrese de aplicar esa consistencia en aquellas cosas que estén contribuyendo e la construcción de un mejor futuro.

Pensar que sin consistencia lograremos nuestras metas sería ser consistentemente ilusos. Y eso es algo que verdaderamente usted y yo no merecemos. ¿Está de acuerdo?