Fecha 19 diciembre, 2011 · Categoría Artículos

A finales de los años 70´s, hubo una serie de televisión muy famosa llamada Cosmos. Carl Sagan (Carl Edward Sagan, 1934-1996) fue el narrador y co-autor de esta premiada serie. Este famoso y popular astrónomo norteamericano, fue un extraordinario divulgador científico, colaborador de la NASA, así como autor de la novela de ficción “Contacto” que fue llevada a la pantalla grande, estelarizada por Jodie Foster en 1997.

El Dr. Sagan se caracterizó principalmente por fomentar la disciplina conocida como exobiología, que no es otra cosa que la búsqueda de vida extraterrestre de una forma científica. Aunque ahora, ya en pleno siglo XXI, la exobiología es una actividad ya reconocida de primer nivel, no sucedía lo mismo hace un par de décadas. Durante mucho tiempo la comunidad astronómica prefería evitar esta temática porque era fácil de confundir con algunas pseudociencias, como la ufología y otras que, con gran aceptación mediática, confunden a la población.

Por aventurarse en estos territorios tan resbaladizos, Carl Sagan sufrió, en más de una oportunidad, descalificaciones. Sin embargo, esto no lo detuvo. Sagan perseveraba en sus investigaciones, ya que estaba convencido que, dada la vastedad del cosmos –con miles de millones de galaxias, y en cada galaxia existiendo cientos de miles de millones de estrellas, la mayoría de ellas albergando planetas– era posible esperar, al menos desde un punto de vista estadístico, que en otros lugares del Universo –con gases y elementos químicos similares a los de nuestro planeta–, también pudiera haber surgido y prosperado la vida.

En 1977 la Nasa envió al universo una sonda espacial llamada “Voyager”; en su interior contenía un disco de oro que Sagan ayudó a desarrollar y ensamblar. Esta pieza contenía un mensaje universal, elaborado con la intención de que pudiera ser entendido por cualquier inteligencia extraterrestre. Pero ¿para que enviar un disco con un mensaje al espacio, si lo más probable es que no exista la vida fuera de la tierra? ¿No es así?

De la misma manera podríamos decir, guardando sus justas dimensiones, que así como la vida inteligente es posible en el universo, además de la nuestra, también es posible que existan otras personas como tú y como yo, esperando que les presentemos esta tremenda oportunidad existente en el universo del Multinivel.

Un amigo mío dice que esto de que alguien se interese en nuestra oportunidad sucede cuando «se juntan el hambre con las ganas de comer». Entonces, si usted pudo apreciar su potencial y si lo comparte con entusiasmo, con consistencia, sin importar el resultado sino la acción hecha constantemente (porque es estadístico y matemático, igual que las probabilidades de vida en el universo), así también, con certeza, encontrará a alguien más que tal vez en estos momentos está mirando el monitor de su computadora preguntándose sobre su empleo: ¿y esto es toda mi vida?. O al final de cada mes cuestionándose, cuando vea que el cheque se le acaba primero que los días del mes ¿cómo voy a resolver mis problemas económicos?. O cada lunes, sentado en la junta de las 8 a.m. con su jefe, quien vocifera y regaña mientras el en silencio piensa ¡con qué ganas me iría de aquí… pero necesito mi empleo!

Si se da cuenta, las condiciones están ahí, preparando el terreno, estimulando a su futuro prospecto para que mañana –o mejor aún, hoy–, le llame y haga una cita con él. Tal vez lo que usted tiene en sus manos no le vaya a parecer interesante y no se muestre receptivo a la oportunidad. Pero, también, puede ser que ese prospecto escuche con atención su propuesta y usted pueda estar integrando a su red al líder más importante y representativo de la industria.

Finalmente, podríamos decir que, como Carl Sagan, estamos intentando desarrollar y ensamblar un mensaje universal. En nuestro caso es un mensaje de prosperidad, con la intención de que pueda ser entendido por cualquiera que tenga la oportunidad de escucharlo. ¿Quién podría ante la evidencia existente negar que esto es posible?

Determínese a convertirse en un profesional del Multinivel.

Nos leemos en la próxima.